siguiendo las enseñanzas de Karlfried Graf Dürkcheim

Palabras de Concha

¿Cuál es el sentido de la vida humana?

Buscando responder a este interrogante, desde siempre, los hombres van haciendo su propio camino a través de continuos cambios en lo individual y lo social.

El hombre de hoy se separa de sí mismo, de lo profundo de su corazón, de su interioridad. Y por ello sufre.

En el momento actual, con mayor o menor consciencia y más o menos llevados por la presión colectiva, parecería que los bienes materiales sean capaces de dar respuesta al hombre de hoy. Pero no es así.

De una parte, el apetito de cosas es insaciable. De otra, tanto afán por tener…, de poder …, conducen a la insatisfacción, al descontento de sí, a una desazón interior sin causa determinada.

Entrar en contacto con lo profundo de nuestro ser

Es la oportunidad que se nos ofrece mediante la práctica de silencio para:

  • Escuchar los verdaderos anhelos
  • Centrarse
  • Oír la voz del corazón

Todo ello para aprender a incorporar en lo cotidiano las propias vivencias de la experiencia.

Mediante la práctica de silencio y quietud (Zazen), de ejercicios corporales (Respiración, Estabilidad, Equilibrio, …) y de trabajos con tierra (Arcilla).